El abogado 4.0: los cambios de la labor judicial

La relación entre los abogados y la tecnología es complicada, y su unión da como resultado algo increíble: abogados 4.0. 

Muchos, especialmente aquellos que están estancados en el modelo tradicional de Justicia, tienen una curiosa ambivalencia hacia esto; adoptan la tecnología para uso personal pero son reticentes a adoptarla profesionalmente. 

A menudo promocionan la «tecnología de vanguardia», pero no brindan una voz poderosa a los profesionales dentro de la empresa encargados de implementarla.

En contraste, están los abogados 4.0, quienes aprovechan las virtudes de las plataformas digitales de gestión y automatización judicial, por ejemplo, para optimizar su flujo de trabajo, dar una mejor respuesta a sus clientes y, por supuesto, aumentar la rentabilidad de sus servicios.

Siga leyendo hasta el final, en este contenido vamos a determinar qué quiere decir “abogado 4.0”, qué ha cambiado en la industria legal y cuáles son las habilidades que todo profesional del derecho debe poseer para adaptarse a la evolución de la carrera.

Abogado 4.0: ¿Qué es este novedoso concepto para el mundo jurídico?

Para entrar un poco en contexto, primero debemos comprender que “4.0”, se refiere a la cuarta revolución industrial, es decir, el momento donde la tecnología empezó a ser implementada masivamente en la industria.

Entonces, si llevamos esto a la abogacía, el abogado 4.0 es aquel que ha incorporado a sus servicios judiciales tecnologías punteras de materia legal como, por ejemplo, un software de automatización y gestión judicial.

¿Cómo ha cambiado la tecnología al mundo jurídico?

La tecnología está transformando cada segmento del ecosistema legal, incluyendo su: 

  • fuerza laboral;
  • división del trabajo;
  • economía;
  • estructura;
  • proveedores;
  • conjuntos de habilidades;
  • trayectorias profesionales;
  • educación y formación;
  • expectativas del cliente;
  • cultura. 

La tecnología ha alterado las trayectorias profesionales predecibles y está reformulando cómo, para quién, con quién y en qué términos trabajarán muchos abogados. 

En resumen, la tecnología está cambiando la cultura jurídica y evolucionando a la profesión hasta lo que se le conoce como abogado 4.0.

Ahora bien, hasta este punto se estará preguntando: ¿qué hay respecto de las capacidades? ¿No hay algún cambio en la manera de trabajar? En seguida aclararemos ambas interrogantes.



9 habilidades clave que necesita todo abogado 4.0

La lista de competencias de los abogados de la actualidad es más larga. Tradicionalmente, se esperaba que los siguientes diez estuvieran todos presentes y correctos:

  • conocimientos jurídicos;
  • atención al detalle;
  • lógica jurídica y grandes poderes de análisis;
  • ser persuasivo;
  • buen juicio;
  • capacidad de escritura;
  • diligencia;
  • análisis legal;
  • ética de trabajo;
  • atención al cliente.

Sin embargo, esta última década esta lista ha ido creciendo, casi al ritmo de la tecnología y de la comprensión de la psiquis humana, por lo que para que los servicios un abogado pueda catalogarse como integrante de la cuarta revolución industrial, debe contar con nuevas aptitudes que son indispensables.

1. Inteligencia emocional

Por mucho que, para algunos, la inteligencia emocional suena pretenciosa e insípida, es una verdad simple, elegante y efectiva que si somos emocionalmente inteligentes obtendremos más de los clientes. 

En estos días se espera la inteligencia emocional: a través de los medios y la sociedad, se presenta como la mejor práctica humana a la que todos deberíamos aspirar. También es la base de una gran parte del «interés humano» que influye en la mayoría de las actividades de marketing.

La definición básica de inteligencia emocional es la capacidad de expresar emociones y de manejar las relaciones interpersonales con juicio y empatía.

La segunda mitad de esa descripción, que tiene que ver con el manejo del cliente, es más beneficiosa para el papel del abogado 4.0 como asesor de confianza; pero no podemos empatizar verdaderamente a menos que estemos abiertos a expresarnos de igual forma.

2. Habilidades de colaboración

Esto es mucho más que “trabajar en equipo”. Se trata de abogados que prosperan en una matriz de objetivos y procedimientos compartidos.

En definitiva, es aprovechar al máximo las redes y el networking e incorporar no solo las buenas habilidades a la antigua, cara a cara y en grupo, sino la comunicación a través de la tecnología más la agilidad mental y la capacidad de dejar de lado el ego y trabajar por el bien común.

Sin duda, las habilidades de colaboración fueron indispensables al momento en que la emergencia sanitaria del Covid-19 acorraló a la mayoría de la población mundial, lo que generó un gran crecimiento del trabajo remoto bajo herramientas digitales que normalmente no eran utilizadas para este fin.

3. Gestión de proyectos

Las empresas contemporáneas exigen sólidas habilidades de gestión de proyectos de sus empleados. Muchas de esas organizaciones gastan cantidades no despreciables de dinero en capacitar a su personal en ellas. 

Por lo tanto, estos negocios se sienten horrorizados si los trabajadores de los bufetes de abogados que contratan parecen deficientes en la capacidad de planificar, organizar, definir el comienzo, la mitad y el final de un proceso legal, realizar un seguimiento de las causas jurídicas en sus haberes, trazar esos hitos probables, programar y presupuestar.

Y con razón podrían sentirse ofendidos. El tiempo es dinero, y un proyecto legal mal administrado desperdicia este factor invaluable y frustra a los clientes. 

La competencia dentro del mercado legal ha aumentado mucho en los últimos 10 años; por lo que los abogados 4.0 son más que un lujo, se trata de una necesidad tanto para su propia profesión, como para la sociedad. 

Los nuevos competidores que tienen costos más bajos pueden empaquetar sus servicios jurídicos respondiendo a las demandas de los clientes por trabajo de precio fijo. Un modelo de negocio de tarifas fijas significa que la gestión de proyectos es aún más vital, pues con una gestión robusta es posible tener en cuenta el tiempo necesario para cada etapa del proceso judicial y calcular los costos basándose en la cantidad de horas utilizadas en cada actividad.

Los clientes corporativos utilizan técnicas de gestión de proyectos y esperan que sus proveedores se alineen con ellos.

4. Gestión del tiempo

Esto está estrechamente alineado con el punto anterior de gestión de proyectos. La clave es priorizar lo urgente y vital y ser bueno delegando.

5. Educación financiera

La educación financiera va más allá del conocimiento comercial del negocio de la empresa o de la industria de un cliente.

Se trata de conocer los aspectos básicos de la gestión de una empresa comercial, ya que un bufete de abogados también necesita de gestión de proyectos y financiera.

  • ganancias y pérdidas;
  • pronósticos y modelos financieros;
  • comprender cómo funciona la inversión financieramente;
  • entender los principios fiscales;
  • calcular los márgenes de ganancia;
  • poder descubrir y acatar las nuevas tendencias.

6. Sentirse cómodo con la tecnología

Bill Gates, el exitoso empresario informático y cofundador de Microsoft, decía: “Si a tu cultura no le gustan los geeks (apasionados de la tecnología), estás en un verdadero problema”.

Asimismo, el filántropo estadounidense también ha hablado elocuentemente sobre la capacidad de la tecnología para acentuar los aspectos positivos y negativos de la actividad humana. 

Archivar, aplicar estilos, redactar, editar en colaboración, usar documentos de plantilla, calendarios, manipulación de datos, gestión de correo y presentaciones: todo esto se hace más fácil con la tecnología.

El mundo es digital y los abogados deben conocer Microsoft Office, las aplicaciones y los sistemas de mensajería. Después de todo, los clientes lo hacen. 

Pero, ¿qué le parece si le digo que esto no lo es todo? Actualmente, los abogados 4.0 actualmente se apoyan en la tecnología de automatización y gestión Judicial, como la del SAJ, para mejorar la gestión de sus servicios de cara a sus clientes.

El fin de este tipo de innovación puntera en el área jurídica es permitir que todas las partes interesadas de un proceso judicial puedan consultar el expediente desde el portal web de la plataforma y de manera remota.

De esta forma, el abogado 4.0 que esté capacitado y caminando de la mano con la tecnología no solo puede ampliar sus servicios, también mejorará su calidad, lo que influye directamente en su ventaja competitiva.

7. Habilidades de comunicación

Un abogado puede poseer gran elocuencia y, sin embargo, estar desprovisto de las habilidades de escucha activa y la capacidad de expresar un punto de la manera simple y fundamentada que exigen los clientes con poco tiempo de hoy. 

La capacitación en comunicaciones para abogados 4.0 se está volviendo cada vez más sofisticada, incorporando nociones de reflejar patrones, personajes y referencias culturales de otras personas.

8. Innovación empresarial

Ahora más que nunca, se necesita cierta actitud para innovar, y es algo que un abogado 4.0 no puede dejar de tener en su lista de habilidades.

Ya sea estableciendo un servicio especializado en ciberseguridad para clientes, una iniciativa de posicionamiento en el mercado o una novedosa manera de llevar un litigio de manera remota, como lo hace el SAJ, es un factor determinante para todas las firmas legales.

Durante la última década las empresas de servicios legales que incorporan abogados 4.0 se han vuelto cada vez más rápidas y fluidas cuando se trata de capitalizar nuevas oportunidades. 

9. Motivación para mejorar constantemente sus capacidades

Un cliente calificará a un bufete de abogados en función de factores que van desde las primeras impresiones:

  • ¿Fue un abogado profesional, empático y atento?

Hasta la prestación del servicio:

  • ¿El servicio brindado fue de calidad, fue expedito y respetó los lapsos procesales utilizando la tecnología aceptada por el Poder Judicial?
  • ¿Cómo manejaron los abogados 4.0 los softwares de gestión judicial, dieron acceso al proceso digital para mantener al tanto al cliente?

Todo esto se puede potenciar si existe la voluntad de capacitarse y mejorar las capacidades.

¿Quiere saber más sobre la tecnología en el Poder Judicial? ¡En nuestro contenido encontrará todo lo que necesita saber!

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]