El certificado digital y su rol en el Poder Judicial

Las Instituciones de Justicia que más han avanzado en términos de transformación digital priorizan contar con trámites realizados de manera electrónica, garantizando que la información procesal sea almacenada con el mecanismo criptográfico que asegure su integridad. 

En este punto, el certificado digital juega un rol clave en la seguridad del contexto de Justicia, que durante la cuarentena avanzó a pasos acelerados hacia un entorno electrónico.

En este contenido vamos a aclarar qué es un certificado digital, sus beneficios y qué rol cumple en la modernización, digitalización y el Big Data en el Poder Judicial, a través del uso de herramientas tecnológicas como el software de automatización judicial.

Certificado digital: ¿Qué es?

Un certificado digital es un archivo o contraseña electrónica que prueba la autenticidad de un dispositivo, servidor o usuario mediante el uso de la criptografía y la infraestructura de clave pública.

En pocas palabras, se trata de una documentación electrónica que identifica tanto a personas como empresas en el ámbito digital.

Debido a su esencia, son intransferibles y verifican o auténtican quién es la parte interviniente que está realizando qué y cuál acción respecto al expediente judicial de una causa, por ejemplo, determina quién es la persona que firma el documento dentro de un software de gestión judicial como, por ejemplo, el del SAJ.

La autenticación de certificados digitales ayuda a las Instituciones de Justicia a garantizar que solo sus dispositivos y usuarios puedan conectarse a sus redes.

Otro uso común de estas herramientas es confirmar la autenticidad de un portal en un navegador web, lo que también se le conoce como capa de conexión segura o certificado SSL; esto es lo que establece que la website de la Institución Jurídica es veraz.

Siguiendo esta misma línea, estos instrumentos contienen datos identificables, como el nombre de un usuario, empresa, departamento, dirección de IP de donde se conectan o el número de serie de un dispositivo.

Contienen una copia de una clave pública del titular del certificado, que debe compararse con una clave privada correspondiente para constatar que es real.

Las autoridades de validación emiten un certificado de clave pública, que firma los certificados para verificar la identidad del dispositivo o usuario solicitante.

Derecho Informático y Penal: Ambos regulan el uso de las nuevas tecnologías

El Derecho Informático es la rama jurídica que se encarga de regular bajo un cuerpo normativo y principios legales el derecho aplicado a la actividad informática y las nuevas tecnologías.

Un claro ejemplo son los actos firmados digitalmente o el chequeo de expedientes digitales —y la previa digitalización de los mismos— mediante el uso de un software de gestión judicial. 

Su objetivo es prevenir todo lo que engloba los delitos informáticos, es decir, cualquier acción que sea ejercida contra los bienes y derechos protegidos por el Derecho Penal ejecutada en un entorno digital o de Internet.

¿Cómo se utilizan los certificados digitales?

Los certificados digitales, en términos generales, se utilizan de las siguientes maneras.

  • Tarjetas de crédito y débito: incorporan chips que son conectados con comerciantes y bancos para blindar las transacciones, dándole la cualidad de seguras y auténticas.
  • Plataformas web usan certificados digitales para la validación de dominios y así demostrar que son confiables y auténticos.
  • Son empleados también en el correo electrónico seguro para precisar la identidad de alguien.
  • Fabricantes de hardware de computadoras incorporan certificados digitales en los módems de cable para ayudar a prevenir el robo del servicio de banda ancha a través de la clonación de dispositivos.
  • Firma electrónica de documentos, empleada para constatar la identidad del firmante para que se pueda realizar el acto jurídico o comercial sin dilaciones; el remitente firma electrónicamente un documento que es enviado por email y el destinatario comprueba la firma.

A medida que aumentan las ciberamenazas y hackeo de identidad, más empresas e Instituciones de Justicia están adjuntando esta tecnología a todos los dispositivos de Internet de las Cosas —IoT— que operan en el perímetro y dentro de las organizaciones con las que interoperan o tienen una integración en común.

¿Cuáles son los diferentes tipos digitales?

Los servidores web y los navegadores web utilizan tres tipos de certificados digitales para autenticarse en Internet. Estos certificados digitales se utilizan para vincular un servidor web de un dominio a la persona u organización propietaria del mismo.

Por lo general, se denominan certificados SSL, aunque el protocolo de seguridad de la capa de transporte ha reemplazado a SSL. Los tres tipos principales son los siguientes:

1. Certificados SSL con validación de dominio (DV)

Ofrecen la menor cantidad de seguridad sobre el titular del certificado. Los solicitantes de certificados DV SSL solo necesitan demostrar que tienen derecho a utilizar el nombre de dominio.

2. Certificados SSL validados por la organización (OV)

Brindan garantías adicionales sobre el titular del certificado; confirman que el solicitante tiene derecho a utilizar el dominio.

Los solicitantes del certificado SSL OV también se someten a una confirmación adicional.

3. Certificados SSL de validación extendida (EV)

Se generan únicamente luego de que el solicitante demuestre su identidad a satisfacción de la CA. 

El proceso de investigación verifica la existencia de la entidad que solicita el certificado, asegura que la identidad coincida con los registros oficiales y esté autorizada para usar el dominio, y confirma que el propietario ha autorizado la emisión del certificado.

También existen otros tipos de certificados digitales que se utilizan para diferentes fines:

4. Certificados de firma de código

Se pueden emitir a personas jurídicas o naturales que publican software. Estos certificados se utilizan para compartir claves públicas que firman código de software, incluidos parches y actualizaciones del programa. 

Los certificados de firma de código validan la autenticidad del código firmado.

5. Certificados de cliente

También llamados ID digitales, se emiten a personas para vincular su identidad a la clave pública del certificado. 

Las personas pueden usar estos certificados para firmar digitalmente mensajes u otros datos.

También pueden utilizar sus claves privadas para cifrar datos que los destinatarios descifren utilizando la clave pública.

5 características beneficiosas de los certificados digitales para Instituciones de Justicia

Los certificados digitales son cada vez más importantes, ya que los ataques cibernéticos continúan aumentando tanto en volumen como en sofisticación. 

Entre las principales 5 características beneficiosas de esta tecnología para la gestión judicial electrónica, encontramos:

1. Mayor seguridad

Los certificados digitales cifran las comunicaciones internas y externas para evitar que los atacantes intercepten y roben datos confidenciales. 

Por ejemplo, un certificado TLS/SSL cifra los datos entre un servidor web y un navegador web, lo que garantiza que un atacante no pueda interceptar los datos de los visitantes del sitio.

2. Escalabilidad

Los certificados digitales brindan a las empresas e Instituciones de Justicia de todas las formas y tamaños la misma calidad de cifrado. 

Son altamente escalables, lo que significa que pueden emitirse, revocarse y renovarse fácilmente en segundos, así como utilizarse para proteger los dispositivos de los usuarios y administrarse a través de una plataforma centralizada.

3. Autenticidad

Los certificados digitales son cruciales para garantizar la autenticidad de la comunicación en línea en la era de los ciberataques generalizados. 

Se aseguran de que los mensajes de los usuarios siempre lleguen a su destinatario previsto, y solo a ellos. 

Los certificados TLS/SSL cifran sitios web, las extensiones de correo de Internet seguras/multipropósito (S/MIME) cifran la comunicación por correo electrónico y los certificados de firma de documentos se pueden usar para compartir documentos digitales.

4. Fiabilidad

Solo las autoridades de certificación de confianza pública pueden emitir certificados digitales. 

Obtener uno requiere una investigación rigurosa, lo que garantiza que los piratas informáticos o las organizaciones falsas no puedan engañar a las víctimas que usan esta herramienta.

5. Confianza pública

El uso de un certificado digital proporciona confirmación de que un sitio web es genuino y que los documentos y correos electrónicos son auténticos. 

Esto proyecta confianza pública, resguardando a los usuarios del Ecosistema de Justicia que están tratando con una tecnología genuina que valora su seguridad y privacidad, por lo que no existirá ningún acto ilegítimo que vulnere la seguridad jurídica de ninguna de las partes. 

Lo que promoverá un mayor acceso a la seguridad rápida y segura para los ciudadanos.

¿Cuál es el papel del certificado digital en los softwares de gestión judicial?

Las Instituciones de Justicia que están dentro de un Ecosistema de Justicia Integrado, hacen uso del certificado digital por medio de un software de gestión judicial, donde bajo una misma plataforma interoperan e integran acciones los Tribunales, Ministerios Públicos y Fiscalías, abogacía privada, pública, otras instituciones involucradas y ciudadanos.

La tecnología del certificado digital le da exclusividad a todos los actores y les brinda la posibilidad de gozar de los beneficios de un software de automatización de gestión judicial, debido a que pueden identificarse con sus datos privados y realizar diferentes tipos de acciones, incluyendo:

Ingreso al portal electrónico

Con herramientas como el SAJ, una solución que facilita el intercambio de información entre todos los integrantes del Ecosistema de Justicia, por lo que permite acelerar el trámite procesal con servicios web enfocados en todos sus actores.

Permite acciones tales como: envío de peticiones, consulta de expedientes, consulta de jurisprudencias y dispositivas de los jueces, entre otros servicios.

Gestión electrónica de documentos

Son recursos para la administración digital de documentos que permiten su almacenamiento, consulta y recuperación en cualquier momento y de manera rápida.

Firma digital

La firma digital garantiza de manera irrefutable tres características gracias al certificado digital:

  • Autenticidad de la información;
  • Integridad de los documentos y de las partes;
  • No repudio.

Por medio de tecnología y encriptación, la firma electrónica demuestra que el proceso digital es confiable.

Distintos niveles de acceso

La confidencialidad de la información para el Poder Judicial es un tema muy delicado, por lo que debe ser extremadamente rigurosa; esto porque todas las partes intervinientes en un proceso pueden salir afectadas.

Por ello es necesario saber, mediante los certificados digitales, cuáles son las personas con autorización para acceder a los datos de los procesos.

¿Quiere aprender más de las innovaciones a la vanguardia en lo jurídico? De ser así, le invitamos a conectar con nuestro contenido dedicado: La tecnología en el Poder Judicial.

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]