derecho y tecnología

Derecho y tecnología: ¿Qué le depara el futuro a esta disciplina?

Derecho y tecnología son dos aliados inseparables (e inesperados) para brindar una óptima y sana administración de Justicia, todo gracias a la transformación digital del área jurídica. Esto nos hace pensar y replantearnos, ¿quién lo diría?

Y, es que, la industria legal y todo el Poder Judicial siempre se ha posicionado como un modelo chapado a la antigua, con métodos muy poco alterados en muchísimos años, donde apenas habían sido incorporados sistemas internos para la visualización de estados de los casos en Tribunales.

Ahora, con la digitalización de la mayoría de las industrias, es posible automatizar un gran número de tareas repetitivas, utilizar el aprendizaje automático para analizar datos de los softwares y visualizar expedientes digitales desde un portal web habilitado para todas las partes interesadas.

Sumado a todo esto, también las soluciones como la LEIA —Legal Intelligence Advisor— desarrollan un papel de asistente virtual, basándose en la Inteligencia Artificial, que cada vez es más implementada en soluciones desarrolladas para la Justicia con el objetivo de garantizar más celeridad, isonomía y seguridad jurídica al Poder Judicial.

Lo que alguna vez se vio como una profesión muy unida, ahora se ha convertido en un mercado empresarial global que se proyecta que tendrá un valor de USD $1.011 millones, según el Global Legal Department Benchmarking Report. ¿No te parece esto un dato impresionante?

Entonces, si el derecho y tecnología abren tantas puertas, nos quedan dos preguntas por ser aclaradas:

  • ¿Qué le depara el futuro a esta disciplina?
  • ¿Cuál es el rol de la tecnología en este sector?

Para responder ambas interrogantes, hemos elaborado este contenido donde hablaremos sobre cómo las herramientas innovadoras han impactado en el mundo jurídico.

¡Disfrute la lectura!

Papel de la tecnología en el sector legal: ¿Cuán influyente es?

La alianza intangible entre el derecho y tecnología ha jugado un papel vital en la industria legal; ha aumentado la eficiencia de las oficinas legales y la productividad de los trabajadores administrativos. 

Con el advenimiento de las legaltechs —empresas dedicadas al desarrollo de soluciones digitales para el sector jurídico—, existe una mayor transparencia entre las firmas legales y los clientes, quienes ahora saben cuánto tienen que pagar por honorarios y pueden realizar un seguimiento del progreso diario del abogado en su caso.

Además, no hay duda de que la tecnología, si se usa correctamente, es rápida y eficiente, más que cualquier individuo humano. Esto puede resultar de gran ayuda para cualquier bufete de abogados e Institución Jurídica.

Aquí hay 6 puntos clave que muestran cómo la tecnología está revolucionando el sector legal:

1. Procesos automatizados

Tradicionalmente, todas las tareas legales internas se realizan manualmente. Si bien los abogados se enfocan mucho en interactuar con personas que no son abogados y otros profesionales de negocios, también tienen que invertir algo de tiempo en la realización de las tareas asociadas. De los cuales, el 63% se basa en hechos y es repetible.

Ahora, el software legal como los procesadores de texto y el sistemas eDiscovery para el descubrimiento electrónico en procedimientos jurídicos como, litigios, investigaciones públicas o legales, en estos casos, se hacen cargo de las tareas y las realizan automáticamente. 

Esto no solo mejora el ritmo de las operaciones, sino que también brinda a los abogados y funcionarios judiciales suficiente tiempo para concentrarse en otras tareas productivas.

2. Facilidad de investigación

Aunque los profesionales del derecho se han acostumbrado a Internet y otros recursos similares para su método de investigación, todavía hay casos de que se aferran a los productos impresos. 

Toman una copia física de todo, incluidas las leyes y reglamentos revisados, y los consultan mientras trabajan en cada caso. Esto se suma al tiempo requerido para el trabajo de investigación.

El derecho y la tecnología de investigación legal, ayudan a todos los intervinientes del proceso jurídico a mantenerse actualizados con todos y cada uno de los cambios en las regulaciones, incluso cuando no están en su escritorio. 

Asimismo, estas plataformas ofrecen una amplia gama de herramientas y funcionalidades como «búsqueda rápida por palabras clave» que, definitivamente, no están disponibles con los productos impresos.

3. Mejor gestión de recursos

Anteriormente, se contrataba mucho personal para realizar trabajos ocasionales como recopilar, almacenar, administrar y procesar títulos, o informar a los abogados, magistrados, jueces e, incluso, cualquier otro funcionario judicial sobre los avances de los procesos.

Las aplicaciones de calendario y administración de datos legales realizan las actividades asociadas con los documentos y les brindan información rápida sobre todas las tareas que tienen que hacer ese día en particular. 

En consecuencia, esto permite que se administren mucho mejor los recursos de tiempo y dinero, de una manera más efectiva; lo que a su vez, resulta en óptimos resultados.

4. Disminución del riesgo de errores

Otra importancia del derecho y tecnología en el sector legal es que reduce el riesgo de errores que podrían ser posibles debido a la omisión o mala interpretación de cualquier hecho o cifra, lo que en última instancia genera un cambio drástico en el juicio.

Aquí, las soluciones tecnológicas facilitan el acceso a todos los detalles. Además, agrega la posibilidad de utilizar el poder bruto de la analítica en el procesamiento, lo que posibilita que los profesionales legales observen cualquier hecho o evidencia desde diferentes ángulos y lo utilicen de una manera exitosa.

Sumado a todo esto, podemos agregar que con soluciones de este tipo podrán indagar esta información desde un portal web las 24 horas remotamente.

5. Más colaboración entre abogados y un mejor acceso a la Justicia para ciudadanos

Una de las ventajas de la tecnología en el derecho es que los abogados ahora pueden trabajar juntos en asuntos importantes con herramientas productivas como, por ejemplo:

  • Slack;
  • Google Docs;
  • Microsoft Teams;
  • Skype.

Ya no tienen que sentarse uno al lado del otro para redactar una petición o discutir los aspectos importantes de un caso. 

El derecho y tecnología han evolucionado tanto que permiten una cultura de bufetes de abogados remotos; ahora pueden atender a más clientes independientemente de su ubicación geográfica.

Esto no solo representa una mejora para la productividad del despacho o Institución Jurídica.

Si vemos por un momento la otra cara de la moneda, podremos observar que también los ciudadanos se ven beneficiados de esta funcionalidad debido a que tendrán una mejor gestión de su caso y, por otro lado, tienen un mayor y mejor acceso a la Justicia.

6. Procesamiento más rápido de la información

No nos cansaremos de decirlo: el uso de la tecnología en la industria legal, si se usa correctamente, es rápido y eficiente. 

Esto resulta de gran ayuda para cualquier firma de abogados e Institución jurídica, después de todo, usando las herramientas digitales vanguardistas, se puede realizar un alto nivel de análisis en cuestión de minutos. 

Los cálculos complejos y la resolución de errores ahora se hacen en unos pocos segundos. Anteriormente, esto requería una gran cantidad de tiempo y, a su vez, era una tarea administrativa bastante tediosa que no interesaba a nadie. 

Sin embargo, a partir de ahora, la tecnología legal puede ayudar en la gestión de una alta rotación de casos. Todo gracias a la incorporación de la Inteligencia Artificial (IA).

El objetivo es identificar en la base de datos los procesos judiciales sobre temas de que las altas Cortes determinan que tengan la misma solución bajo una jurisprudencia definitivamente firme, de acuerdo con las leyes nacionales. Así, se garantiza que los Juzgados apliquen decisiones iguales en todos los casos similares.

Gracias a asistentes virtuales automatizados como los de LEIA —Legal Intelligence Advisor—, a través del procesamiento de lenguaje natural, analizan los casos pendientes y sugieren los que puedan ser fallados con la definición de las Cortes superiores, o que deban ser suspendidos hasta que el caso principal sea finalizado.

Pero, no le dejamos todo a las máquinas, después de todo, la supervisión humana está presente en todas las etapas del proceso, desde la elaboración de la matriz técnica, hasta la efectiva vinculación de un proceso como un tema de precedentes.

Software de gestión y automatización judicial: ¿Es realmente la solución ideal?

¡Totalmente! Un software de gestión y automatización judicial es una solución clave para el derecho y tecnología.

Plataformas como la del SAJ, la más accesible del ecosistema de Justicia en Latinoamérica, está construida con funcionalidades enfocadas desde la concepción de su arquitectura y compatible con las directrices internacionales de accesibilidad para el contenido web.

Con más de 1 millón de usuarios en el portal externo, una disminución de hasta el 620% en el tiempo de duración del proceso y más de 100 mil finalizados, esta herramienta digital pisa fuerte y se posiciona como el futuro para la Justicia de la región.

Tribunales como el de Sao Paulo, el más grande en cantidad de casos de toda América Latina, ya implementó totalmente en su flujo de trabajo este sistema, donde pudieron trabajar incluso en cuarentena, de forma remota.

El futuro está acá, al alcance de nuestras manos. ¡No debemos dejarlo escapar!

Si este tema sigue siendo de su interés, y quiere saber más, no puede perderse nuestro contenido que habla sobre qué es la abogacía y cómo ha influido la tecnología en esta práctica legal.

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]