justicia digital

Justicia Digital: qué es y principales herramientas

Todas las Instituciones de Justicia, ya sea Tribunales, Fiscalía, Ministerio Público e, incluso, la abogacía privada, han tenido que afrontar grandes desafíos para seguir la tendencia de la industria 4.0 dentro de un esquema legal caracterizado por ser tradicional y ajustado a metodologías muy antiguas y conservadoras.

De esta forma, la Justicia Digital se presenta como la solución tecnológica a la que pueden acudir las Instituciones del Poder Judicial para eficientar la sana, justa y correcta administración de Justicia.

Entre los principales potenciales problemas que afectan a las comunidades está el tiempo para resolver los procesos judiciales. Para nadie es un secreto que antes de la adopción de los softwares de gestión Judicial, como el del SAJ, los trámites tardaban demasiado considerando los diversos procedimientos que eran realizados.

En segundo lugar, los grandes volúmenes de procesos siempre han sido un desafío que las Instituciones Judiciales necesitaban resolver, pero no existía la manera.

Ahora que la Justicia Digital ya está al alcance de los Juzgados, se encuentran incorporando esta nueva metodología de impartir Justicia pero, ¿qué es? ¿Cuáles son sus principios y características? ¿Qué herramientas garantizan que la implementación en los flujos de trabajo sea un éxito?

En este contenido encontrará todas las respuestas a estas interrogantes, ¡y mucho más!

Justicia Digital: ¿Qué es?

A la Justicia Digital podemos darle una definición muy concreta: es la digitalización y modernización de todo el ecosistema del Poder Judicial.

Y, es que, al haber un masivo y rápido movimiento de globalización, las Tecnologías de la Información y Comunicación —TIC— son consideradas piezas claves fundamentales de la sociedad actual.

La tecnología está presente tanto en las esferas privadas como públicas de manera definitiva, lo que fomenta una mejor interacción de los individuos en la sociedad e, incluso, entre Instituciones, como nunca antes se había visto. 

En definitiva, esta es una realidad que no puede ser distinta para las Instituciones del Poder Judicial; la implementación de innovaciones a la vanguardia permiten mejorar la prestación de servicios judiciales.

Las salas de audiencia y los expedientes digitales, son un claro ejemplo de lo que la evolución en el área jurídica ha logrado.

Hoy en día, las partes interesadas en la causa pueden ingresar a la plataforma tecnológica de gestión judicial como, por ejemplo, el SAJ, para observar en qué etapa se encuentra su disputa, el juez adherido a la causa y todos los autos y documentaciones que constan en el archivo electrónico.

Como todo en el Derecho, la Justicia en línea también tiene un conjunto de principios preocupados por la comunicación como un derecho humano y elevando la participación de aquellos “tradicionalmente excluidos y atacados por los medios y la tecnología”.

Principios que rigen en la Justicia Digital

Para estudiar más a fondo qué es la innovación Judicial, vamos a explicar en detalle sus 4 principios fundamentales:

Fácil acceso

La Justicia Digital garantiza que todos los miembros de la comunidad tengan el mismo acceso a las Instituciones de Judicia a través de la tecnología, ya sean el sujeto activo, pasivo, Juez de la causa o funcionarios —como el secretario—.

Busca proporcionar múltiples capas de infraestructura de comunicaciones para asegurar que la información esté al alcance de todas las partes interesadas, y esto pueda reforzar el derecho a la defensa de las personas; por lo que valora diferentes idiomas, dialectos y maneras de comunicarnos.

Mayor participación ciudadana

Este novedoso concepto garantiza la participación de individuos que tradicionalmente han sido excluidos y atacados por los medios y las nuevas herramientas digitales. Por lo que, a su vez, mejora nuestra capacidad para ser escuchados, contar nuestras historias como particulares y como sociedad. 

La Justicia Digital desmitifica la tecnología hasta el punto en que no solo podemos usarla, sino también participar en las decisiones que darán forma a la infraestructura de comunicaciones, garantizando mucha más transparencia y seguridad al trámite judicial.

Isonomía jurídica

El intercambio de conocimiento jurídico es impulsado por la digitalización del Poder Judicial; todo bajo herramientas y nuevas técnicas que estandarizan la actuación de la Institución de Justicia.

Gestión de la Justicia amigable con el medio ambiente

La tecnología en la gestión jurídica brinda espacios a través de los cuales las personas pueden investigar los problemas de la comunidad, generar soluciones, crear medios y organizarse juntos.

Por lo que se presenta como una solución sustentable, ya que uno de los objetivos es digitalizar todos los archivos y expedientes para llegar a que las Instituciones tengan políticas de cero papel; lo que resulta en un modelo de trabajo eco-friendly.

4 características principales de la digitalización jurídica

La digitalización de la gestión Judicial tiene 4 características particulares, donde encontramos:

Alto nivel de seguridad

Toda la información procesal es almacenada con un mecanismo criptográfico que asegura la información; esto es lo que brinda la posibilidad de que todo el trámite del proceso sea realizado de manera digital.

Para lograrlo, los programas informáticos punteros utilizan tecnologías de certificación usando la firma y radicación digital para validar los documentos electrónicos del sistema; y es posible por:

  • Varios niveles de acceso: dentro de las Instituciones Jurídicas la confidencialidad de la información es muy rigurosa, por lo que con esta técnica definiremos cuáles son los funcionarios autorizados para ingresar a los datos de los procesos.
  • Firma digital: las firmas electrónicas son una herramienta irrefutable para prestar consentimiento, cuenta con autenticidad de la información, integridad de los documentos y no repudio.

2. Trazabilidad 

Una de las características principales de la Justicia remota es que permite que todas las acciones en el proceso digital sean auditables.

De esta forma, es posible monitorear y rastrear, en todas las etapas, quién accede y manipula la información.

3. Disponibilidad en todo momento

Al ser la Justicia Digital invulnerable a los daños internos por manipulación o exclusión de las piezas procesales, la información es almacenada en plataformas en la nube, disponible las 24 horas del día para su consulta y para analizar la ciencia de datos detrás.

4. Interoperabilidad

Una gran cantidad de actores e Instituciones están envueltos en la búsqueda de la Justicia, por lo que únicamente el hecho de que todo esté digitalizado no es suficiente.

En este sentido, la tecnología ha avanzado, creando conexiones y condiciones aptas y en línea para los fiscales, procuradores, abogados privados, Juzgados y ciudadanos; a esto se le conoce como “Ecosistema de Justicia”.

Estos puentes son imprescindibles para la interacción rápida y eficaz con los órganos judiciales. Determinar estándares que integren estas entidades promueve el aprovechamiento al máximo del potencial de cada uno de los sistemas especializados.

Además de acelerar, igualmente se encarga de ahorrar recursos y reducir la fuente de errores.

A ciencia cierta, ¿qué herramientas garantizan el éxito de la Justicia Digital?

Ahora bien, vamos a detallar en seguida las 3 herramientas que garantizan el éxito de la Justicia Digital:

1. Software de automatización Judicial

Sin duda, los procesos digitales amplían el acceso de abogados y ciudadanos a la Justicia, gracias a su característica de disponibilidad 24/7 de la información procesal. Igualmente, brinda la posibilidad de acceder al portal web para la realización de consultas a los expedientes digitales, consultar decisiones judiciales, enviar piezas procesales, entre otros servicios.

Un claro ejemplo de un software de automatización de gestiones Judiciales es el SAJ; una solución que cuenta con una tecnología innovadora a la vanguardia y consolidada. Es una alternativa sofisticada para la automatización de rutinas en los Tribunales y de administración en el marco jurídico.

Es un programa elaborado para la gestión de actividades que deben ser ejecutadas y escalonadas por flujos de trabajo, siempre respetando la prioridad de los procesos; lo que fomenta un desarrollo laboral lógico y controlado.

2. Planificación de recursos

Una herramienta de gestión organiza todo el trámite judicial y todas las actividades relacionadas.

Con eso, es posible gestionar los recursos con los funcionarios necesarios para realizar todo el trámite judicial + dinero ahorrado con papeles + proyecciones con inversiones futuras.

Es decir, datos robustos, en línea y siempre actualizados que garantizan una gestión sustentable de los recursos de una Institución de Justicia y una planificación asertiva sin perdidas de dinero.

3. Videoconferencia y presencia virtual

Las herramientas de videoconferencias basadas en la nube permiten que las partes de un caso participen desde una ubicación remota; suelen ser suficientes para procedimientos de rutina o preliminares.

De esta forma, los Magistrados y servidores pueden realizar las audiencias mucho más rápido, sin necesidad del desplazamiento incluso dentro de los despachos. Esta agilidad se convierte en respuestas mucho más rápidas a la población; el SAJ tiene automatizaciones que adjuntan el archivo de las audiencias directamente en el proceso judicial.

A menudo se emplean para acelerar los procesos judiciales y reducir las cargas asociadas con el transporte de las partes a un Juicio presencial.

Asimismo, es una alternativa ideal para aquellos con movilidad reducida o medios económicos limitados, ya que permiten reducir el costo de tiempo para acceder a la Justicia al permitirles participar desde un dispositivo electrónico de su conveniencia, ya sea computadora, teléfono inteligente o cualquier otro.

Conclusión

El potencial de la transformación digital en las Instituciones de Justicia es claro; al aprovechar los softwares de automatización basados en la nube, pueden mejorar sus procesos internos, la interoperabilidad con otras Instituciones y promover una sana, justa y correcta administración de Justicia a un mayor número de ciudadanos que ahora podrán acceder a ella.

Como verá, la tecnología en el Poder Judicial es un tópico muy extenso, si necesita para conocer más sobre los avances en esta materia, debe leer este contenido, ¡tan solo hay que hacer un clic!

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]