Las TIC en el área profesional: ventajas, tendencias y ejemplos

Las TIC en el área profesional: ventajas, tendencias y ejemplos

Las TIC o Tecnologías de la Información y Comunicación son ahora un segmento esencial de cualquier negocio, tanto que ha trascendido a un plano público donde incluso el Poder Judicial está aprovechando las ventajas de estas innovaciones.

Y es que confiamos en la tecnología para mantenernos productivos, ya sea para la entrada de datos para su posterior evaluación o el desarrollo de productos.

Quizás uno de los ejemplos más grandes y significativos del impacto de TI en el mundo de los negocios se encuentra en el espacio de la comunicación; ahora están tan entrelazadas que tienen su propia designación: las TIC.

La tecnología de la información y las comunicaciones es un concepto que identifica los muchos componentes que se unen para crear una pila de puentes de comunicación exitosos en todas las industrias de la actualidad. Esto incluye no solo componentes de redes y sistemas para la comunicación, sino también herramientas de análisis.

Responsable de brindar lo esencial de las comunicaciones comerciales, las TIC transforman cada conversación profesional que tenemos y, gracias a los softwares de gestión judicial como el SAJ, podemos aprovechar sus ventajas también dentro del área jurídica.

Esto nos brinda la posibilidad de mejorar el acceso a las Instituciones Judiciales y a llevar a cabo una sana y correcta administración de Justicia.

Siga leyendo, en las próximas líneas encontrará toda la información que necesita sobre este tema.

¿Qué son las TIC?

Las TIC, o “Tecnología de la Información y las Comunicaciones”, describen las innovaciones que las personas utilizan para compartir información y conversaciones. Similar a TI (Tecnología de la Información), el quid del paisaje está en los datos. 

Sin embargo, con las TIC, la atención se centra en comunicar esa información, en lugar de simplemente recopilarla, almacenarla o aprovecharla.

En el nuevo mundo digital, este concepto no se refiere exclusivamente a las telecomunicaciones. Hoy en día, contamos con aplicaciones de escritorio y herramientas basadas en la nube que permiten la comunicación a través de video, mensajería instantánea e incluso redes sociales. 

Las comunicaciones comerciales modernas han creado un panorama masivo, donde las personas pueden conectarse entre sí prácticamente de cualquier manera que elijan.

A medida que las empresas y organismos públicos continúan descubriendo la importancia de las comunicaciones para mejorar la experiencia del usuario, las oportunidades de esta tecnología están evolucionando.

Si lo vemos desde una perspectiva de desarrolladores, es posible construir no solo una mejor pila de comunicación, sino también las herramientas necesarias para comprender cualquier entorno, incluyendo el área legal.

En otras palabras, si bien es cierto que las TIC surgieron para el envío y recepción de información entre empresas, la realidad es que actualmente son muy empleadas dentro de lo judicial.

Con softwares de gestión y automatización judicial, como el SAJ, tanto fiscales, Instituciones de Justicia, abogados públicos o privados, procuradores y ciudadanos, pueden obtener y manejar el mismo flujo de información para optimizar la comunicación entre las partes interesadas y así promover la transparencia procesal.

Estos son los 6 componentes de las TIC

Debido a que el horizonte de la comunicación y la tecnología está en constante desarrollo, es difícil identificar directamente las TIC como un único conjunto de herramientas. En cambio, se están convirtiendo en un término general amplio. 

Este concepto cubre todo, desde chats basados en Internet que ocurren a través de un navegador, hasta conectividad móvil y teléfonos inteligentes.

Si bien es fácil combinar las TIC y las TI como la misma cosa, es importante recordar que las primeras se centran más en los elementos relacionados con la comunicación. 

Entre los 6 componentes principales de esta tecnología, encontramos:

1. Computación en la nube

Las soluciones de computación en la nube son imprescindibles para las TIC modernas porque permiten que todos en una empresa e Institución Jurídica se comuniquen, independientemente de su ubicación y, además, la información se mantendrá resguardada bajo una copia de seguridad que permite su recuperación en todo momento.

Todo el Ecosistema de Justicia podrá incorporar documentos y estos estarán disponibles las 24 horas para todos los interesados que tengan el nivel de acceso requerido para poder visualizar la información.

Con la tecnología en la nube, los usuarios pueden acceder a cosas como expedientes digitales, búsqueda con palabras clave, chequeo de decisiones judiciales y, entre los usos comunes empresariales, tenemos que pueden ver números de contacto, mensajería instantánea, entre otros.

2. Software

En el mundo de las comunicaciones de computación en la nube, el software se está convirtiendo en una parte cada vez más esencial de la conversación. 

Lo que sucede es que las plataformas digitales abren muchas puertas, desde videoconferencias —ahora habilitadas para realizar audiencias virtuales— hasta compartir archivos y pantallas. 

El software también puede incluir aplicaciones en un teléfono inteligente o componentes para un centro de contacto.

3. Hardware

Los componentes de hardware de las TIC cubren todo, desde teléfonos de escritorio hasta dispositivos móviles, kits de sala para reuniones y cámaras de video. 

A medida que evolucionan las opciones de comunicación en todas las industrias, existen más piezas de hardware a considerar. 

En el futuro, incluso podríamos ver el surgimiento de herramientas de Realidad Aumentada (AR) y Realidad Virtual (VR).

4. Inteligencia Artificial y análisis

La Inteligencia Artificial (IA) y el análisis están emergiendo rápidamente como una parte esencial de las comunicaciones comerciales. 

Lo que conocemos como IA se refiere a una gran cantidad de herramientas, desde asistentes virtuales hasta algoritmos de aprendizaje automático que analizan toda la información mediante la evaluación de métricas que son relevantes para una organización en particular. 

Los análisis informan y mejoran la toma de decisión al aprovechar grandes cantidades de datos comerciales.

Dentro del área legal, ya existen asistentes virtuales como el LEIA —Legal Intelligence Advisor—, que se encarga de gestionar la información con el fin de generar ganancias de la automatización en la gestión judicial y para aumentar los casos de apoyo a la toma de decisión informada.

Por otro lado, también hay herramientas digitales como el SAJ Insights, que son aptas para utilizar en todas las esferas de la organización (niveles operativos, tácticos y estratégicos), elaborada particularmente para los requerimientos de la Justicia.

Esta última tecnología, coadyuva al análisis de grandes volúmenes de datos generados por los Tribunales, Fiscalías, Procuradurías, departamentos jurídicos y oficinas de abogados.

Así, además de realizar las evaluaciones comunes descriptivas y de diagnóstico, la solución tiene la capacidad de brindar análisis predictivos y prescriptivos que buscan crear un escenario actual confiable y tendencias para el futuro.

5. Voz y video

La voz siempre ha sido una parte importante del panorama de la comunicación de las TIC.No obstante, ya no es la única forma de buscar comunicaciones. 

Las empresas e Instituciones de Justicia también tienen acceso a video, lo que ayuda a agregar una capa adicional a las conversaciones a distancia.

Con el mejor aprovechamiento de este recurso, incluso pueden ser evacuadas pruebas en Tribunales, lo que facilita la toma de decisión de los jueces sobre un caso.

6. Herramientas de colaboración e integración

Las herramientas de colaboración para compartir archivos, compartir pantallas, mensajería instantánea y conversaciones constantes son un aspecto de las TIC en rápido crecimiento.

La información y la comunicación a menudo giran en torno a un centro de colaboración central en el entorno empresarial cambiante de hoy.

Asimismo, las integraciones juegan un rol principal para el flujo de información entre actores. 

Es posible firmar alianzas de integración junto a Ministerio Público, Defensorías del Pueblo, instituciones bancarias, compañías de seguro y/o de servicios, lo que genera una comunicación más rápida entre todas las partes intervinientes en los procesos jurídicos.

Es decir, soluciones como el SAJ, funcionan basadas en un concepto de interoperabilidad, que permite la integración entre los demás sistemas que utilizan las Instituciones de Justicia y otras instituciones involucradas.

5 ejemplos específicos de las TIC en el área profesional legal

Al llegar hasta este punto, ha comprendido qué son y lo que se requiere para que las TIC tengan éxito tanto en el mundo empresarial, como en el jurídico.

Ahora bien, enseguida vamos a entrar en materia para definir cómo esta tecnología contribuye en el área profesional:

  • acceso remoto a las decisiones judiciales, con instalaciones informáticas básicas como una computadora personal, acceso telefónico o conectividad inalámbrica. Ahora, un abogado puede acceder a las decisiones judiciales desde el portal web de la solución SAJ, por ejemplo;
  • comunicación electrónica, las herramientas electrónicas proporcionan una plataforma para que en el trabajo para abogados puedan: transmitir y recibir mensajes de clientes, colegas y el sistema judicial;
  • acceder al know-how interno de la memoria institucional de un despacho de abogados y proporcionar acceso a la información sobre temas específicos;
  • servicio de apoyo a litigios, las TIC son relevantes para el manejo y control por parte de los abogados de los diversos documentos que deben dominar para avanzar y preparar el caso de sus clientes. Se relaciona con el uso eficiente de los sistemas de TI para el almacenamiento eficiente y la recuperación rápida de dicha documentación.
  • el sistema de TI le permite a un abogado trabajar en muchos documentos simultáneamente, y al mismo tiempo descargar materiales de Internet.

Conclusión

Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC) es un término general que incluye todas las tecnologías para la manipulación y comunicación de la información. 

Por ello, el trabajo de los profesionales del derecho sale beneficiado de su implementación debido a que implica un alto nivel de procesamiento, almacenamiento y recuperación de documentación y datos críticos. 

La intensidad y resguardo de la información es responsabilidad de todas las Instituciones de Justicia, es tal que las herramientas y tecnologías que agilizarán la documentación y la gestión judicial no solo son importantes, sino profesionalmente necesarias. 

El valor de la precisión, corrección, integridad, relevancia y oportunidad son características de la data que los sistemas de TIC generan para satisfacer las necesidades de información de los abogados.

Este tipo de tecnología ayuda a reducir el consumo de papel, lo que a su vez genera un impacto positivo tanto en la economía de las Instituciones de Justicia, empresas y Estados. ¡Acceda a nuestro post sobre el tema!

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]